Inicio de la sección principal
Tipo de viaje
Vuelo 1
Vuelo 2
Vuelo 3
Vuelo 4
Vuelo 5
Cancelación gratuita

Busca entre más de 1.000.000 alojamientos y 550 líneas aéreas de todo el mundo

Busca entre más de un millón de vuelos, hoteles, paquetes y mucho más

Sin tasas de cancelación de Expedia por cambio o cancelación de casi cualquier reserva de hotel

Alquiler de coches en Francia

Pensar en Francia es pensar en París pero, si el país se encuentra entre los cinco primeros destinos turísticos año tras año, no es solo por su capital. A pesar del encanto de la Ciudad de las Luces, Francia cuenta con una gran variedad de regiones que la hace atractiva para cualquier viajero, así que lo ideal es aprovechar su excelente red de carreteras con un alquiler de coches en Francia y descubrirla a fondo.

Es muy posible que llegues a través del aeropuerto Charles de Gaulle de la capital, que cuenta con otros dos aeropuertos internacionales, o quizás a través de alguno de los aeropuertos de las principales ciudades del país, como Lyon, Estrasburgo o Burdeos. En cualquiera de ellos tendrás a tu disposición mostradores de las principales compañías de alquiler de coches baratos en Francia.

Francia no tiene desperdicio desde el punto de vista turístico, así que solo tendrás que decidir cuál es la zona que más se adapta a tus gustos, tiempo y presupuesto. Cuando hayas elegido, estudia con atención las opciones para el alquiler de coches baratos en Francia a tu alcance.

Si te decides por el norte, no te pierdas las ciudades de Calais o Lille, ni las conocidas zonas de Normandía y Bretaña, ambas con personalidades muy definidas. En la zona central puedes visitar el valle del Loira y sus castillos, además de la ciudad de Orleans y, por supuesto, París. Pasea por las bellísimas calles de la capital y no pierdas detalle de la famosa Torre Eiffel, el Arco del Triunfo o la catedral de Notre Dame.

Sabemos que la tarea de buscar coche es ardua, por eso queremos que aproveches todas las posibilidades de disponer de un vehículo propio. Así pues, te proponemos que incluyas también el oeste francés, limitado por el océano Atlántico y conocido por sus bellísimas playas. Algunas de las localidades costeras más visitadas son Biarritz y Arcachon. Si te apetece probar algunos de los caldos más afamados de Francia en su lugar de nacimiento, no olvides pasar por Burdeos.

Otra de las joyas de Francia es la parte oriental, de pintorescas villas medievales y una arquitectura religiosa de renombre. Esta área se extiende desde Champaña hasta el Franco Condado y comprende las regiones de Lorena, Alsacia y Borgoña. Por otro lado, un gran número de actividades al aire libre y deportes de invierno, lagos, valles y montañas te esperan en las zonas más montañosas: los Alpes, los Pirineos y el Macizo Central. Si lo tuyo es el turismo rural, cualquiera de ellas cumplirá tus expectativas.

Por último, el sur es otro de los lugares por los que agradecerás tener un coche de alquiler barato en Francia. La zona meridional comprende las regiones de Languedoc-Rosellón y Provenza-Alpes-Costa Azul, y es quizás la más apreciada gracias a sus vibrantes paisajes delimitados por el mar Mediterráneo. Además de la famosa Costa Azul, otras ciudades de esta región que no puedes perderte son Carcasona o Aviñón.