Mediterránea, luminosa, con playas de ensueño y un interior montañoso que guarda la esencia de las tradiciones. Así, es Menorca, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1993 y un destino único para los viajeros que buscan el contacto con la naturaleza gracias a su riqueza medioambiental. Si a todo esto se añade la tradición ecuestre de la isla, parte fundamental de su cultura, el viaje a caballo a su alrededor resulta una oportunidad inmejorable para imbuirse del espíritu menorquín. Las cinco rutas propuestas forman parte del "Camí des Cavalls", un sendero histórico de 185 kilómetros que recorre el litoral de la isla. Si bien sus orígenes son inciertos, su nombre viene de la época de la dominación inglesa (siglo XVIII), cuando soldados británicos a caballo vigilaban la costa.

Excursiones a playas y calas

Dificultad: principiantes

Duración: una o dos horas

Para una primera toma de contacto es recomendable comenzar con excursiones cortas. Todas las empresas dedicadas al turismo ecuestre ofrecen excursiones ideales para principiantes en cualquier punto de la isla. Paseos a cala Fustam, al oeste de Menorca, a los alrededores de Son Bou, al sur, o a la playa de Algaiarens, al norte, son solo algunas ideas. Si vais en familia, todas las empresas especializadas ofrecen recorridos adaptados a los más pequeños. Los niños de entre 3 y 5 años pueden montar en una silla doble con un adulto y los de 5 a 8 años disponen de servicio de ponis.

De Es Alocs a Ses Salines

Dificultad: media

Distancia: 20,70 km

La ruta permite conocer una de las regiones más abruptas del norte de la isla, debido a su litoral accidentado. Se comienza en la playa rocosa de Es Alocs y se continúa por una zona con barrancos y desniveles hasta llegar a Pregonda, una cala de arena rojiza e islotes de roca blanca. El camino discurre por las playas Binimel-là, Cavalleria y Cala Tirant. El recorrido nos acerca al yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Sanicera y al faro de Cavalleria, el más septentrional de la isla.

"Cala Pregonda" Fotografía de: Jle1 bat CC BY-SA 3.0 http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/ via Wikimedia Commons

De Port d'Addaia a Sa Mesquida

Dificultad: media

Distancia: 23,90 km

Este itinerario atraviesa el parque natural de s'Albufera des Grau, la zona más húmeda de Menorca. Es especialmente recomendable para los amantes de la naturaleza puesto que el parque incluye gran variedad de ecosistemas. Los puntos álgidos de esta ruta son el Cap de Favàritx donde está el famoso faro homónimo, y por supuesto la albufera, una laguna de agua salada conectada con el mar por el canal de Sa Gola.

"Faro Favàritx" Turismo Menorca CC BY-SA 2.0 http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/ via Wikimedia Commons

Sant Tomàs - Es Canutells

Dificultad: media

Distancia: 18,70 km

Esta ruta es idónea para descubrir la parte central del sur de Menorca. Se inicia por las playas de Sant Tomàs, Talis y Son Bou, continuando después por zonas de barrancos y cultivos. Es recomendable el área de Calescoves, en cuyos acantilados se encuentra una importante necrópolis prehistórica que data de la Edad del Bronce y del Hierro y que estuvo en activo hasta la época de la romanización.

Ruta completa del Camí des Cavalls

Duración: 5 días

Dificultad: media-alta

Muchas empresas dedicadas a este sector ofrecen excusiones para los jinetes más experimentados y aventureros. Normalmente la duración es de cinco días pernoctando seis noches en hoteles rurales, puesto que no está permitido el camping. El precio suele incluir alojamiento, dietas y traslados.

Sin duda esta ruta es una oportunidad única para conocer Menorca a fondo y observar la diversidad paisajística entre el norte y el sur de la isla.

Agradecimientos a la Federación Hípica Balear y a la Fundació Foment del Turisme de Menorca.