¿Estás buscando hoteles en Londres y quieres vivir una experiencia 100 % inglesa? Pues no se nos ocurre mejor manera que reservando un huequito en tu apretada agenda para disfrutar de una de esas costumbres bien arraigadas: el té de las cinco. ¿Te imaginas acomodarte en una sala de estilo victoriano, con un reloj dando la hora al más puro estilo Big Ben y una mesa con tazas y teteras de porcelana, pastas de mantequilla y el aroma del té en el aire? No importa si no tienes contactos en Belgravia, el barrio londinense más exclusivo: nosotros te damos las claves para que tomes el té más delicioso como manda la tradición.

Afternoon_tea.jpg?1587481244

El té de la tarde es toda una institución y llega hasta tal punto que cada año se celebran los Afternoon Tea Awards, un galardón que tiene en cuenta la experiencia en su conjunto desde el punto de vista del cliente. Los jueces no solo valoran que el té sea delicioso, sino que también consideran la calidad de la comida o del servicio. Son cuatro las categorías de premios: el mejor té tradicional, el mejor té contemporáneo, el mejor té temático y el mejor servicio. Y como aquí estamos para que tus vacaciones sean excepcionales, te proponemos disfrutar del té de las cinco en los hoteles que más han destacado en 2019.

1. The Savoy, el té más tradicional

El emblemático hotel junto a la avenida Strand cuenta con un elegante restaurante, el Thames Foyer, donde podrás disfrutar de las tradiciones en un espacio sorprendente del que destaca la bóveda acristalada del techo. Reserva una mesa de lunes a viernes y disfruta de ensaladas, pequeños bocadillos, pastas y petit fours de todos los sabores imaginables. Ah, y cada día ameniza la velada un pianista, así que déjate acompañar por las suaves melodías y corona la experiencia con una copita de champán. También ofrecen alternativas veganas y sin gluten, pero debes comentarlo al hacer la reserva. El precio de tan exclusiva experiencia oscila entre 75 y 96 GBP, pero es algo que merece la pena, aunque solo sea una vez en la vida.

2. Cadoganˈs by Adam Handling, la versión más contemporánea

El Belmond Cadogan Hotel ofrece ese poco habitual oasis de paz en pleno centro de Londres. Aquí se combina a la perfección tradición y modernidad, en la que el chef le da un giro al clásico acompañamiento para que disfrutes de una experiencia culinaria exquisita. Otra de las particularidades de este té de las cinco es que lo puedes alargar hasta las 20:30 todos los días de la semana, disfrutar de sándwiches de pollo y ternera asada, bizcochos recién horneados y mousse de chocolate blanco y frambuesas, tarta Sacher o incluso elegir la copa del champán de tu elección. En el Cadoganˈs, el menú cuesta alrededor de 55 GBP, copa de champán aparte, y ofrecen alternativas sin alérgenos; eso sí, debes notificarlo con 48 horas de antelación.

T%C3%A9_verde.jpg?1587481316

3. The Berkeley, el más a la moda

¿Estás al día de lo que se cuece en el mundo de la moda? ¿Anna Wintour debería arrodillarse a tus pies? Si ese es el caso, no te puedes perder el Pret-a-Portea, un té de la tarde que se inspira en la industria más exclusiva. A estas alturas, posiblemente te estarás preguntando cómo se puede fusionar moda y gastronomía. Muy sencillo: con una serie de pasteles inspirados en las novedades que presentan las firmas y diseñadores de mayor prestigio en la pasarela esa temporada. De hecho, el menú cambia cada seis meses, por lo que siempre vas a poder volver para probar nuevas exquisiteces. La experiencia la puedes disfrutar de lunes a domingo hasta las 17:30 y el precio de partida es de 60 GBP. Puedes añadir un cóctel sin alcohol o una copita de champán para completar la velada.

4. Mandarin Oriental Hyde Park, el mejor servicio

El Mandarin Oriental ya es de por si garantía de calidad, pero el servicio del Rosebery, el restaurante de este popular hotel en Hyde Park, ha sido galardonado como el más atento de los de su clase. Esta opción es perfecta si quieres disfrutar de una velada con niños, puesto que ofrecen menú infantil. Además, puedes acompañar el té con champán, vino, cerveza o, para los más exóticos, sake. También ofrecen menús veganos, vegetarianos y sin gluten. ¡Una delicia! El precio de este magnífico menú parte de 56 GBP, mientras que el menú infantil cuesta solo 32 GBP.

Taza_de_T%C3%A9.jpg?1587481331

5. El té DIY

Si prefieres destinar el día a conocer la cara más monárquica de Londres o llevarte la tradición a casa, toma nota para tomarte el té perfecto. De hecho, recientemente se ha conocido cómo lo toma el príncipe Carlos: mientras que el común de los mortales echa primero la leche y luego el té, el hijo de la monarca prefiere hacerlo al revés. Eso sí, siempre pide tener un poquito de leche extra. Las particularidades no terminan aquí: el azúcar o la miel para endulzar esta bebida tan inglesa se pueden añadir antes de verter el agua y, por supuesto, también hay normas respecto a la temperatura ideal: para el té verde, el agua debe estar a 70 °C e infusionar durante tres minutos, mientras que si va a tomar un Earl Grey o un English Breakfast, el agua debe llegar al punto de ebullición, es decir, a los 100 °C e infusionar cinco minutos. Ya sabes lo que necesitas para tomar el té como un miembro de la realeza; las pastas y el champán ya lo dejamos a tu elección.

Tras estos consejos definitivos, mete en la maleta tus mejores galas y aprovecha para disfrutar de una tarde agradable con auténtico sabor inglés. Si te apetece ampliar tu inmersión en la cultura local, echa un vistazo a las actividades que te propone Expedia, como visitar el teatro Globe de Shakespeare o asistir a alguno de los musicales que se celebran cerca de los hoteles donde podrás degustar el exquisito té de la tarde.