Probablemente ya sabrás que en francés se usa el término "Mercado de las Pulgas", pero a lo mejor no sabes que esta expresión nació precisamente en la Ciudad de la Luz, en el mercado de Saint-Ouen, donde estos parásitos campaban a sus anchas entre las telas y las alfombras. Desde entonces ha aumentado la higiene de los mercadillos de París, pero a pesar de todo no han perdido una pizca de su encanto bohemio. Sigue leyendo para conocer los más famosos.

El mercadillo de Saint-Ouen

Tal vez sea el más grande de Europa, ya que está integrado por una especie de federación de 15 mercados con más de 2000 puestos que ocupan cerca de siete hectáreas de terreno. Para visitarlo debes tomar la línea 4 del metro hasta la estación de Porte de Clignancourt.

La cuna de todos los mercados de baratijas es el de Vernaison, donde se encuentran artículos de todo tipo, desde muebles hasta collares de perlas antiguos. Woody Allen grabó algunas escenas de la película Midnight in Paris en el mercado Paul Bert Serpette, famoso por sus muebles antiguos. Si lo que buscas es ropa, dirígete al Malik o al Passage, donde se encuentra la célebre boutique Chez Sarah. En el Dauphine, el último en unirse al mercadillo de Saint-Ouen, además de ropa vintage encontrarás discos, grabados y libros antiguos.

Saint-Ouen solo abre tres días a la semana: el sábado de 09:00 a 18:00, el domingo de 10:00 a 18:00 y el lunes de 11:00 a 17:00.

Los parisinos son unos apasionados por los anticuarios. By David McSpadden from Daly City, United States (Pop-up flea-market) , via Wikimedia Commons

El mercadillo de Porte de Vanves

Todos los fines de semana de 07:00 a 14:00, cerca de 400 comerciantes se congregan en las proximidades de la parada de metro homónima, en la avenida de Georges Lafenestre y la avenida de Marc Sangnier, y llenan de vida las calles del barrio. Aquí encontrarás muebles art déco, lámparas de techo, objetos de plata, monedas antiguas, libros, curiosidades y ropa en abundancia. Es un mercado muy frecuentado por literatos, diseñadores de vestuario y curiosos.

El mercado de Porte de Vanves reúne más de 380 comerciantes los fines de semana. By Demeester (Own work) , via Wikimedia Commons

El mercadillo de Montreuil

Desde su fundación en 1860, este mercadillo se extiende a lo largo de un kilómetro en el Bulevar Periférico de París. No dudes en darte un largo paseo para curiosear entre los puestos de objetos de segunda mano o, como dicen en francés, "vide-grenier" (literalmente, vacía-desván), entre ropa de todo tipo y artículos decorativos. Está abierto de sábado a lunes, de 07:30 a 19:30. Para llegar, toma la línea 9 del metro hasta la estación de Montreuil.

El mercado de Place d'Aligre

Todos los días de la semana excepto los lunes, esta plaza del XII Distrito de París (parada de metro Ledru-Rollin) se convierte en un lugar dedicado a la compraventa hasta las 13:30. Se trata de un mercado gastronómico en el que también se pueden encontrar puestos de anticuarios, lo que lo hace ideal para ir de compras y, al mismo tiempo, degustar productos típicos franceses.

El mercado del libro antiguo y de ocasión

En el parque Georges Brassens, a la altura de Rue Brancion 104, todos los fines de semana de 09:00 a 18:00 se reúnen alrededor de sesenta librerías que exponen y venden rarezas del siglo XVII o novelas contemporáneas en ediciones imposibles de encontrar en otro lugar.

Aquí puedes hacerte con un Montesquieu o con una edición rarísima de Las mil y una noches o, si lo prefieres, hacer acopio de novela gráfica de segunda mano a precios muy asequibles.