Piccadilly Circus

A menudo se considera a este ajetreado nudo de comunicaciones la versión británica de Times Square. Es el punto de partida perfecto para iniciar tu aventura londinense.

Piccadilly Circus debe ese nombre tan peculiar a Roger Baker, un sastre famoso por confeccionar los "piccadills" para hombre, aquellos cuellos llenos de volantes que estuvieron de moda en el siglo XVII. La palabra "circus" se refiere al movimiento circular del tráfico, que bulle sin cesar alrededor de la estatua, ante la atenta mirada del dios griego Anteros. Hoy ese nombre evoca neones parpadeantes, diversión y la exuberancia de toda una urbe en constante movimiento. Piccadilly Circus se ha convertido en un espectáculo imprescindible, capaz de atraer a londinenses y turistas a cualquier hora del día.

Piccadilly Circus es el cruce de caminos donde confluyen Regent Street, Shaftesbury Avenue, Piccadilly y Haymarket. También conecta zonas de gran relevancia, como Trafalgar Square, el Soho, Chinatown y Leicester Square. En el centro se alza la estatua de un arquero alado, Anteros, que se yergue sobre la fuente conmemorativa Shaftesbury Memorial Fountain. Diseñada por Alfred Gilbert y construida en 1893, fue la primera estatua fundida en aluminio. Actualmente es un popular punto de encuentro, pero también un sitio magnífico para contemplar el ir y venir de las multitudes.

Desde el pedestal de Anteros puedes elegir la dirección que más te apetezca. Para saciar tu sed de compras, dirígete a Regent Street. Da la vuelta y podrás asistir a algún espectáculo en el Theatre Royal, uno de tantos escenarios que hacen de este "circus" el corazón del distrito teatral de Londres. Puedes pasar un par de horas admirando los paisajes en las galerías de la cercana Royal Academy of Art o disfrutar de una buena sesión de carcajadas en The Comedy Store, un local que acoge a cómicos de gran renombre, pero también a estrellas emergentes con actuaciones novedosas.

Piccadilly Circus también tiene fama por sus deslumbrantes anuncios de neón, aunque ahora mismo solo queda un edificio con iluminación. Eso sí, la atmósfera de vértigo y euforia aún sigue ahí, aderezada y potenciada además por un puñado de artistas sobre los bordillos de las aceras. Cuando ya hayas tenido bastante, puedes pedir una cerveza en alguno de los pubs que hay en los alrededores o recobrar el aliento en un acogedor café.

Piccadilly Circus está en el corazón de Londres. La estación de metro más cercana es Piccadilly Circus.


Explorar más en Londres (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Piccadilly Circus


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Piccadilly Circus

Ver todos los hoteles cerca de Piccadilly Circus