Alquilar un coche en Europa

Alquiler de coches en Europa

Es imposible resumir en pocas palabras la gran variedad de opciones que ofrece el Viejo Continente. Europa es segura para viajar, tiene una gloriosa historia a sus espaldas y disfruta de los más bellos y variados paisajes, que van desde las paradisíacas playas mediterráneas hasta los adustos horizontes escandinavos.

Si te propones recorrer el continente a tu aire, deberás investigar primero las opciones disponibles en cuanto al alquiler de coches en Europa. A la hora de elaborar tu ruta, ten en cuenta que puede que debas sacrificar algunos países por cuestiones de tiempo o presupuesto. Por otro lado, ¿eliges perderte por parques naturales, recónditas playas o pequeñas aldeas o prefieres conocer las grandes capitales? Con una buena planificación y después de encontrar el vehículo que mejor se adapte a ti entre la flota de coches baratos en Europa, disfrutarás de un road trip de película.

En esta ruta de ejemplo tomaremos como punto de partida Madrid. Empezando por la capital de España, puedes continuar por la parte más occidental de Francia hasta llegar a su capital, París. Desde ahí, puedes dirigirte hasta Bélgica pasando por ciudades como Brujas, Gante o Bruselas, y seguir tu ruta hasta Alemania. Sería interesante hacer un alto en Dinamarca e incluso cruzar a la cercana Suecia. De vuelta a Alemania, puedes dirigirte a la República Checa para visitar Praga y, después, a Austria, Liechtenstein y Suiza. Una vez en Suiza, no tendrías problema en cubrir muchas de las monumentales ciudades de la vecina Italia, incluso llegando hasta Roma.

Como puedes comprobar, además de la flexibilidad, la opción del alquiler de coches baratos en Europa puede resultarte más económica que cualquier otra alternativa. Considera la posibilidad de llenar todas las plazas de tu vehículo y compartir así los gastos de combustible. La opción de buscar un coche para viajar por toda Europa es una gran oportunidad que te proporcionará la mayor libertad y la posibilidad de acceder a tantos lugares como desees.

Un itinerario alternativo, que excluye los países más al norte, sería el que va desde España y llega hasta San Petersburgo. Este itinerario cruza el sur de Francia, atraviesa Suiza, el sur de Alemania, Austria, República Checa y alcanza Polonia. Una vez en Varsovia, el camino sigue por Lituania, Letonia, Estonia y llega hasta Rusia. Después de visitar San Petersburgo y Moscú, puedes continuar hasta Ucrania, Rumanía, Hungría, Croacia y Eslovenia. De nuevo, tu viaje finaliza en Italia, donde puedes visitar tantas ciudades como te permitan el presupuesto y las ganas.

Durante tu viaje, asegúrate de respetar los límites de velocidad y las normas de cada país para no encontrarte con una desagradable sorpresa en forma de multa al regresar a casa. Si finalmente te decides por contar con un coche de alquiler barato en Europa, te sugerimos que optes por alguna de las compañías de más renombre, ya que estas te proporcionan un mayor número de servicios en caso de que se produzca algún problema en tu viaje.