Inicio de la sección principal
Tipo de viaje
Vuelo 1
Vuelo 2
Vuelo 3
Vuelo 4
Vuelo 5
Cancelación gratuita

Explora Dublín

Descubre Dublín con las guías de viaje de Expedia, que te indican los mejores hoteles, vuelos, paquetes de vacaciones y mucho más.

Alquiler de coche con Expedia en Dublín

¿Quién puede negar el atractivo de Dublín y, en general, de Irlanda? Nos encantan U2, The Corrs y The Cramberries, la cerveza Guinness y los duendes irlandeses. Confesémoslo, celebramos San Patricio cada 17 de marzo. Nos fascinan esos paisajes despoblados que cortan tajantes al llegar al mar y forman acantilados insalvables. Nos gusta todo de este maravilloso país que, después de todo, no nos resulta tan extraño.

Aprovecha las ofertas de vuelos y alquiler de coches baratos en Dublín para conocer la llamada “isla Esmeralda”. Está claro que hay que visitar Dublín, pero reserva unos días para recorrer también el país. Podrás conducir entre colinas verdes, descubrir torres y castillos en medio de la nada y maravillarte ante preciosos caseríos de piedra, un contrapunto ideal a la vida cosmopolita y urbana de Dublín.

El aeropuerto de Dublín está a solo 12 km del centro, con fácil acceso gracias a los servicios de autobús y taxi que conectan ambos puntos. En cualquier caso, si piensas contratar un coche de alquiler en Dublín, puedes recogerlo directamente en el aeropuerto y listo. Tal vez te asuste un poco conducir por la izquierda pero, si es así, te tranquilizará saber que en Irlanda se conduce muy bien.

Llegues a la hora que llegues, procura que tu primera visita sea a un pub, pues los pubs irlandeses deberían estar protegidos como patrimonio cultural. Son la opción más recomendada para tomar un brunch y pasar un rato distendido con los amigos. Cuando hayas recobrado fuerzas, sal a recorrer el rico patrimonio histórico y artístico de la ciudad. Puedes comenzar por O’Connell Street, la calle más importante, que discurre paralela al río y concentra algunos de los monumentos más importantes, como la Oficina central de Correos de Dublín y la escultura The Spire, una aguja de 120 metros de altura. Entre las estatuas que encontramos salteadas a lo largo de esta calle merece especial mención la del personaje histórico que le da nombre, Daniel O’Connell, líder nacionalista del siglo XIX. Desde aquí se accede también a las calles más comerciales, en particular, a Henry Street y Parnell Street. Puedes continuar visitando el campus de la universidad Trinity College, fundada en 1592 y considerada la más antigua e importante del país. Los edificios de las residencias y otras dependencias son muy bonitos, pero destacan en especial la biblioteca y su magnífica colección. Pero todos sabemos que donde hay estudiantes, hay bares y tiendas cerca: en este caso se concentran en torno a la calle Grafton Street, con sus edificios de colores y un ambiente muy animado. Otros lugares de interés que debes incluir en tu ruta son la catedral de Christ Church, la catedral de San Patricio, el castillo de Dublín, el Guinness Storehouse y el Museo Kilmainham Goal, la antigua prisión de la ciudad.

Si decides alquilar un coche en Dublín, podrás realizar excursiones de un día a lugares fascinantes. Te proponemos visitar el parque nacional de Wicklow Mountains y realizar alguna ruta de senderismo: las hay de todos los niveles, desde las más fáciles por llanuras cubiertas de turba hasta las que llegan a los lagos de los circos glaciares. Además, los tonos verdes y rosados del brezo que tiñen el paisaje son totalmente espectaculares. También puedes visitar el conjunto monacal de Glendalough, fundado por San Kevin en el siglo VI. Este lugar, rodeado de montañas y lagos, es uno de los más visitados de Irlanda, y no es de extrañar, porque los paisajes son verdaderamente inigualables. De hecho, este parque nacional ha sido elegido en múltiples ocasiones para rodar grandes producciones de Hollywood.

Howth es una encantadora ciudad marinera situada a menos de media hora de distancia de Dublín. Allí se puede pasear por los muelles y observar la actividad de los barcos, degustar los productos frescos del mar, dar un paseo hasta el castillo y asomarse a los acantilados.

Otra excursión puede ser Malahide, a solo 15 kilómetros de Dublín. Esta ciudad es conocida por su castillo, uno de los más antiguos de Irlanda. Este fue construido en el siglo XI y, durante ochocientos años, fue residencia de la familia Talbot. No te pierdas tampoco los admirables jardines que lo rodean.

Pero, ¿por qué no planeas una ruta más larga para ver los lugares más emblemáticos de Irlanda? Puedes ampliar tu estancia y visitar Belfast, la Calzada de los Gigantes, las tumbas megalíticas y los parajes de Connemara, los acantilados de Moher, Kilkenny, la colina de Tara y otros muchos lugares cargados de leyenda e historia. Desde Expedia te lo ponemos fácil con nuestras ofertas de hotel en Dublín para que tu viaje sea fantástica en todos los sentidos.