A la hora de planear una escapada por Europa, la capital británica siempre está entre nuestras favoritas. ¡Hay tanto que ver y tantas cosas que hacer! Desde luego, la ciudad está llena de posibilidades, y si no te lo crees, echa un vistazo a las mejores cosas que hacer en Londres o sigue nuestro itinerario recomendado con todo lo que puedes visitar en 3 días. Entre tantas posibilidades, uno de los lugares que no nos cansaremos de recomendarte es el famoso Shard, uno de los rascacielos más altos de Europa, que ofrece unas vistas impresionantes de todo Londres. Y con esta guía que te hemos preparado, tendrás toda la información a mano para preparar tu visita, por lo que tú solo tendrás que preocuparte de disfrutar.

Un mirador moderno y emblemático

Ubicado en el barrio de Southwark, a orillas del río Támesis y justo enfrente de la famosa City londinense, el Shard, con una altura nada desdeñable de más de 300 metros, se ha convertido rápidamente en todo un icono londinense. Este impresionante rascacielos, diseñado por el famoso arquitecto italiano Renzo Piano (autor del mismísimo Centro Pompidou de París), cuenta nada menos que con 72 plantas habitadas, por lo que aquí no hay vértigo que valga. Además de su altura y de su llamativa forma cónica, lo primero que te sorprenderá de esta increíble ciudad vertical será su fachada, cubierta por miles de paneles de cristal que no solo le aportan un carisma especial, sino que, además, disponen de placas fotovoltaicas que contribuyen a reducir el consumo de energía aprovechando la luz solar. Y ahí no queda la cosa, ya que la gran mayoría de materiales con los que está construido son reciclados, por lo que la sostenibilidad es uno de los aspectos que más nos gustan de él.

Mirador_Shard.jpg?1588237428

Todo lo que no te puedes perder en su interior

¿Y qué hay en su interior? Pues un poco de todo, desde oficinas hasta restaurantes, residencias de lujo y un hotel. Pero lo que no puedes pasar por alto bajo ningún concepto es el mirador, que ofrece unas de las mejores vistas de la capital británica. Para subir a él tendrás hasta 44 ascensores de alta velocidad entre los que elegir, así que olvídate de las escaleras y plántate directamente en la planta 68, donde ya desde los baños podrás hacerte una idea de las magníficas vistas que te esperan. Además, como la planta 69 está totalmente acristalada y ofrece unas vistas panorámicas de 360 grados, no tendrás que preocuparte por las inclemencias del tiempo londinense y podrás visitarlo en cualquier época del año, incluso en los días nublados. Por si esto fuera poco, cuenta con pantallas interactivas desde las que puedes contemplar la ciudad de día y de noche, obtener información de los principales puntos de interés de la capital y acercar la vista, todo ello en varios idiomas. ¿Se puede pedir algo más? Pues sí: la terraza semicubierta de la última planta, con unas vistas privilegiadas que harán que te enamores de Londres todavía más.

Cómo reservar tu entrada

Seguro que con esta descripción que te hemos dado del Shard, estarás deseando saber cómo reservar tu entrada lo antes posible. Si es así, te recomendamos comprarla con antelación para evitar colas y asegurarte la disponibilidad. Con la entrada, además de poder acceder al edificio y a su mirador, contarás con una completa audioguía para no perderte detalle. Si vas con niños, además, te interesará saber que los menores de 4 años no tienen que pagar nada, así que podrás disfrutar de esta experiencia también con los más pequeños. A la hora de organizar tu viaje, lo mejor es consultar el horario actualizado, ya que varía según la época del año y en determinadas ocasiones puede estar cerrado si hay algún evento concreto. Por lo general, eso sí, ten en cuenta que el último acceso al edificio suele ser una hora antes del cierre, así que tenlo muy presente al hacer tus planes para disfrutar de la experiencia sin prisas.

shard_desde_la_Tate_Modern.jpg?1588237453

Cómo llegar y qué ver en los alrededores

El Shard se encuentra muy bien situado en pleno corazón de Londres, por lo que llegar no será ningún problema. La parada de metro más cercana es la de London Bridge, a solo cinco minutos a pie del rascacielos. ¿Y qué ver en los alrededores? Nosotros te recomendamos reservar la visita al Shard el día que tengas previsto recorrer la zona del puente de Londres y el del Milenio, ya que el Shard se encuentra a muy poca distancia a pie de ambos. El teatro Shakespeare's Globe, el Tate Modern y la torre de Londres están muy cerca, y pueden complementar perfectamente tu visita. Al salir, el mejor planazo será acercarte al popular mercado de Borough, que se encuentra justo al lado, o tomar algo en alguno de los animados pubs de la zona. Desde luego, ¡no será por falta de opciones!

Shard_desde_alrededores.jpg?1588237468

Esperamos que te haya resultado útil esta guía para conocer todos los secretos del Shard, uno de los principales iconos londinenses y una visita imprescindible tanto si es tu primera vez en Londres como si ya te conoces la capital británica como la palma de la mano. Y si ya has visitado el Shard o te apetece contemplar las vistas de la urbe con una experiencia completamente diferente, también puedes reservar tu entrada para subirte al London Eye. Esta famosa noria, una de las más altas de Europa, también ofrece unas maravillosas vistas de la ciudad y será el contrapunto perfecto para cerrar tu viaje por Londres a vista de pájaro.