Rica en iconos, como el Parlamento Europeo y la Grand Place, el Atomium y el Manekem Pis, Bruselas esconde también interesantísimos museos y exposiciones que merecen una visita. Además de las colecciones permanentes de artistas de todos los tiempos instaladas en lujosos palacios, la capital belga ofrece una gran variedad de exposiciones originales, desde el mundo de los automóviles o la indumentaria a los animales prehistóricos.

Museo Horta

La casa y estudio de Victor Horta (1861-1947), el arquitecto pionero del art nouveau, muestra la culminación de las ideas constructivas y estéticas del artista que concebía la casa como una obra de arte en sí misma. Este conjunto arquitectónico erigido entre 1898 y 1901, con las pinturas, vidrieras, forjas y mosaicos que componen la decoración original de la estructura, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el año 2000.

Rue Américaine, 25

La casa-estudio de Victor Horta alberga el museo dedicado al gran pionero del art nouveau. Imagen de Jtesla16 di wts wikivoyage [CC BY-SA 1.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/1.0), de Wikimedia Commons (https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/8b/Horta_Museum.JPG

El Real Instituto Belga de Ciencias Naturales

Además de conservar la más extensa colección de esqueletos de dinosaurios de Europa (Tyrannosaurus Rex, Triceratops y Velociraptors), el museo muestra animales extintos casi desconocidos como los Mosasaurios o los Iguanodontes y una gran cantidad de fósiles y animales embalsamados.

Rue Vautier, 29

El cráneo de una orca en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales. Imagen de M0tty, Obra propia, CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0 ), de Wikimedia Commons

Autoworld

Un Bentley de 1928, el Cadillac de Eisenhower de 1956 y una limousine de la familia real belga son algunas de las joyas de cuatro ruedas que forman parte de la colección de automóviles de época más grande del mundo, conservada en el espectacular Palais Mondial.

Parque del Cincuentenario, 11

Museo del Cómic

El Centre Belge de la Bande Desinée o CBBD se halla en los antiguos almacenes Waucquez diseñados por Victor Horta, donde, entre grandes espacios luminosos, se repasan las mejores historias del cómic belga como Tintín, los Pitufos y Lucky Luke. Bélgica fue pionera en este arte popular y ha dado dibujantes mundialmente conocidos como Hergé, Morris o Peyo, entre otros muchos. Cada año doscientas mil personas visitan el centro.

Rue des Sables, 20

El Museo del Cómic de Bruselas rinde homenaje la larga tradición de cómic del país. Imagen de Bd-blogeur - Obra propia, CC BY-SA 3.0, (https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=17423765)

Bozar, Palacio de Bellas Artes

También el Palacio de Bellas Artes se halla en un edificio de Victor Horta. En sus más de 4.000 metros cuadrados acoge unas diez exposiciones al año. Se trata del centro cultural más importante de la ciudad y en sus salas es posible apreciar exposiciones temporales de grandes artistas contemporáneos como Bill Viola y Daniel Buren, además de un fondo permanente en el que destacan varias obras de Rembrandt.

Rue Ravenstein, 23

Museos René Magritte

Existen dos museos dedicados al gran artista surrealista belga, el Museo René Magritte (Rue Esseghem, 135), ubicado en la casa donde el pintor vivió durante más de 20 años; y el Museo Magritte (Place Royale 1) instalado en el Hotel Altenloh, un bello palacio neoclásico, que acoge algunas de sus obras más importantes y hasta un total de 150 lienzos.

Museos de Arte Antiguo y de Arte Moderno

Junto al Museo Magritte forman el conjunto de los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica. En el primero hay obras de Van Dyck, Rubens, Cranach, La Caída de Ícaro de Brueghel, además de una colección de modelos de terracota de los siglos XVII y XVIII. El Museo de Arte Moderno, acoge obras de Van Gogh, Chagall, Matisse y Dalí.

Place Royale, 1

Museo del Traje y del Encaje

Ya en el siglo XV el encaje de Flandes gozaba de gran prestigio y era una importante fuente de ingresos. El museo bruselense incluye valiosos tejidos bordados y accesorios adornados con piezas de arte textil. A causa de la fragilidad y fácil deterioro de los tejidos, la colección está dividida en grupos que se exhiben de forma rotatoria a lo largo del año.

Rue de la Violette, 12