El British Museum

Concebido originalmente como un "gabinete de curiosidades", este es el museo más antiguo de Gran Bretaña y ha crecido hasta llegar a atesorar algunos de los mayores logros de la humanidad.

Con una colección que comprende casi 8 millones de artefactos recopilados en todos los continentes, incluso para el más avezado amante de los museos sería difícil absorber en un solo día todo lo que el British Museum ofrece. Pero no te dejes impresionar por su tamaño, aunque solamente tengas un puñado de horas. Visitarlo merece, y mucho, la pena.

La vasta colección del museo fue creciendo originalmente con aportaciones de colecciones donadas y adquiridas por acaudalados aventureros británicos muy aficionados a los viajes, durante los días de gloria del Imperio Británico. Las colecciones no han parado de crecer hasta hoy y están organizadas geográficamente. Maravíllate ante reliquias monumentales como la misteriosa cabeza de la Isla de Pascua y los restos del Partenón (conocidos como los mármoles de Elgin). Súmate a los amantes de la historia procedentes de todo el mundo y tendrás frente a ti la piedra Rosetta y el Busto de Ramsés.

Si te alejas tan solo unos pasos de las atracciones más populares, descubrirás galerías más tranquilas, que conmemoran los inicios de las civilizaciones de Oceanía, Oriente Medio y Babilonia. Siente la historia en tus propias manos en alguna de las sesiones que celebran las distintas galerías y te brindan la oportunidad de manipular objetos. No hace falta que reserves tu entrada con antelación, basta con que te acerques a las salas donde se permite tocar los objetos, allí estará el personal del museo, dispuesto a ofrecerte información y responder a tus dudas. Si te interesa la política, no te olvides de visitar la Sala de Lectura antes de irte. Allí es donde Karl Marx escribió el Manifiesto Comunista de su propio puño y letra.

Tan solo caminar por la amplia escalinata y atravesar la columnata neoclásica de 44 pilares es ya una experiencia en sí misma. Una vez dentro, guíate usando el Great Court (el gran patio) como punto de referencia para orientarte por las principales galerías del museo. Desde su apertura en la década de 1750, el British Museum se ha mantenido siempre como el museo que más visitantes recibe de todo el país. Lo visitan 6 millones de personas al año en promedio y permite que los investigadores accedan a sus envidiables fondos de antigüedades.

Si el museo resulta abrumador o vas con el tiempo justo, decídete por una de las visitas guiadas denominadas eyeOpener, que se celebran durante todo el día. Son gratuitas y duran entre 30 y 40 minutos. El museo dispone de cafés y zonas de picnic, y ofrece obsequios educativos y divertidos para los niños. Está abierto todos los días, excepto los días 24, 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero.

El British Museum está cerca de los espacios verdes de Bloomsbury Gardens y Russell Square Gardens. Las estaciones de metro más cercanas son Tottenham Court Road, Holborn y Russell Square.


Explorar más en Londres (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Museo Británico


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Museo Británico

Ver todos los hoteles cerca de Museo Británico