Viajes a Nueva York

Este estado lo ofrece todo, desde la mayor ciudad del país, hasta excitantes complejos turísticos de invierno y apacibles campos Amish.

Si cuando oyes hablar de Nueva York solo piensas en “la Gran Manzana”, solo conoces una pequeña muestra de lo que este estado puede ofrecerte.

La ciudad de Nueva York tiene todo lo más grande, brillante y vibrante, desde escarpados rascacielos hasta Broadway. Sube a la azotea del Empire State Building y podrás disfrutar de unas vistas excelentes. Toma el ferri en Staten Island para visitar la isla de Ellis y la Estatua de la Libertad, que ha dado la bienvenida a millones de inmigrantes a las costas de EE. UU. En el nuevo World Trade Center puedes detenerte un momento a reflexionar sobre los trágicos sucesos del 11 de septiembre. Saborea la mejor pizza de Nueva York en Brooklyn, acude a un partido de béisbol en Queens para ver a los Mets y vista el zoológico del Bronx. No olvides los incontables museos y galerías de Manhattan, entre los que se encuentran algunas instituciones culturales icónicas como el Museum of Modern Art, con muestras de arte moderno, el Solomon R. Guggenheim Museum y el Metropolitan Museum of Art, también conocido como el “Met”. 

En los alrededores se encuentra Long Island, donde puedes nadar o surfear en el Atlántico. Observa las coloristas casetas de baño de Brighton Beach. También puedes dar un paseo en globo o saltar en caída libre. Visita Port Jefferson y el Maritime Museum, el museo marítimo de la zona. También puedes visitar el faro y el refugio de animales de Fire Island, y los exclusivos estados de los Hamptons y Montauk.

Recorre el valle del Hudson fuera de la ciudad hasta la zona norte de Nueva York. Disfruta de una velada de música sinfónica bajo las estrellas Tanglewood. Navega por las 1000 Islands o practica el excursionismo por los montes Catskills. Visita el lugar al que acudieron millones de personas para ver el festival musical de Woodstock en 1969. En la capital de la región se encuentran los edificios gubernamentales de Albany y los centros de artes escénicas de Saratoga Springs.

A tres horas por carretera desde la ciudad de Nueva York, disfruta de la naturaleza virgen de los montes Adirondack. En verano, puedes montar en kayak, navegar o nadar en muchos de sus lagos. En invierno, practica el esquí de fondo en los pequeños pueblos, o el esquí de descenso en Gore, Whiteface o Belleayre, consideradas entre las mejores pendientes de la zona este. Visita el lago Placid, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 1980.

Disfruta de las aguas impolutas de los estrechos y largos Finger Lakes, unos lagos tallados en esquisto por los glaciales. Pasea en bicicleta por los campos Amish. Detente en las granjas denominadas “U-pick”, donde podrás coger bayas, manzanas y verduras del tiempo, y pagar por los frutos que tú mismo recolectes.

Por último, dirígete al lago Erie, en el extremo oeste del estado, para visitar las apabullantes cataratas del Niágara y el Chautauqua Institute de música. Todo esto explica por qué millones de personas dicen “Amo Nueva York”. Organiza tu viaje a Nueva York con tiempo para encontrar ofertas interesantes.


Guía para explorar Nueva York


Reserva un viaje barato en Nueva York



Buscar destinos internacionales