Alerta sobre el COVID-19: los requisitos de viaje cambian rápidamente, incluidos los relativos a las pruebas de COVID-19 antes del viaje y a la cuarentena tras la llegada.

Alquilar un coche en Marruecos

Tengo un código de descuento

Busca entre más de 1.000.000 alojamientos y 550 líneas aéreas de todo el mundo

Los miembros ahorran un 10 % adicional en una selección de hoteles. Regístrate ya.

Cancelación gratuita en la mayoría de los hoteles, porque la flexibilidad es importante.

Alquiler de coches en Marruecos

Tan solo separada por el estrecho de Gibraltar de Europa, la exótica Marruecos es una gran tierra de contrastes donde podrás contemplar suntuosos palacios y omnipresentes mezquitas, perderte por intrincados mercados, recorrer cañones, gargantas o montañas y, además, disfrutar además de una vistosa gastronomía y de la hospitalidad de sus habitantes. Marruecos, la puerta de África, te ofrece todo eso y mucho más, incluso si tu presupuesto es ajustado.

El país cuida con mimo al viajero, por lo que no tendrás ningún problema a la hora de desplazarte por tu cuenta a lo largo y ancho de su territorio. El alquiler de coches en Marruecos está en auge: cada vez son más los que se deciden por buscar coches baratos en Marruecos con los que poder olvidarse del reloj o modificar el itinerario sobre la marcha si es necesario.

Es posible que llegues en avión al país a cualquiera de los principales aeropuertos internacionales de Tánger, Marrakech, Casablanca o Rabat. Si es así, considera la posibilidad de recurrir al alquiler de coches baratos en Marruecos a través de alguna de las compañías que cuenten con oficinas en ellos. Esto te facilitará la recogida y entrega de tu vehículo.

Después de buscar coche, elaborar tu ruta es primordial. Es buena idea seguir el trazado de la conocida Ruta de las Mil Casbas o Ruta de las Fortalezas. Su itinerario te permitirá llegar a un gran número de ciudades de distinta importancia donde podrás conocer a fondo este intenso país y mezclarte con su gente y sus costumbres. La ruta parte y finaliza en la ciudad de Ouarzazate y te conducirá a través de oasis, bellas ciudadelas y pueblos fortificados que salpican el valle del Draa, el valle del Dades o las gargantas del Troda. De igual modo, podrás visitar las casbas que encuentres en tu camino, algunas tan bellas como la de Taourith, Kelaât M’Gouna, Skoura o Tizzarouine.

Además de la arena rojiza del Sáhara, en Marruecos no puedes perderte las cuatro ciudades imperiales: Marrakech, Fez, Meknes y Rabat, la cosmopolita Casablanca o la misteriosa Tánger. El calificativo de estas cuatro primeras ciudades alude a que todas ellas fueron en algún momento capital de Marruecos, lo que las convierte en lugares de especial veneración.

Para los más playeros, también hay algunas opciones disponibles que te dejarán asombrado por lo inesperadas que son. Más de 3.500 kilómetros de litoral donde, como imaginas, hay alternativas para todos los gustos. Las playas más accesibles son la de Agadir, familiar, extensa, limpia y con sol garantizado todo el año, la de Assilah, bellísima localidad turística de casas blancas en la costa atlántica, o la de Sidi Kaouki, uno de los mejores destinos para practicar deportes náuticos como el surf o el windsurf. Una franja costera de 200 kilómetros de extensión menos concurrida donde te vendrá bien contar con algún vehículo de la flota de coches de alquiler baratos en Marruecos es la que va de Tan Tan a Tarfaya.