Viajes a Florencia

Florencia, distinguida y aristocrática, es una ciudad que se muestra orgullosa de sus tesoros culturales, artísticos e históricos.

De hecho, se suele hablar de ella como de una de las ciudades más bellas del mundo. La capital de la Toscana fue cuna del Renacimiento y un verdadero taller artístico donde Miguel Ángel, Donatello y muchos de los más grandes artistas de Europa desplegaron su arte. Piérdete por su laberinto de calles empedradas y no te pierdas sus boutiques, cafés históricos y afamadas galerías en tus viajes a Florencia.

En lo alto de la catedral de Santa Maria del Fiore (conocida como el “Duomo”), la cúpula de Brunelleschi domina el horizonte florentino. Pero la catedral sigue resultando igual de impresionante en las distancias cortas. Su colorida fachada de mármol es todo un emblema que se yergue en el centro geográfico y cultural de la ciudad, la Piazza del Duomo. Su céntrica ubicación hace de esta plaza el punto de partida perfecto para recorrer las principales atracciones que ofrece la ciudad.

Desde aquí se puede llegar a otras muchas maravillas florentinas yendo en cualquier dirección. Al sur se encuentra la Galería de los Uffizi (Galleria degli Uffizi), uno de los museos más importantes y aclamados del mundo. Lo ideal es dedicar todo un día a admirar las obras maestras de los grandes del Renacimiento, como Botticelli, Leonardo da Vinci y Rafael.

Si cruzas el Ponte Vecchio, el famoso puente peatonal que salva el río Arno, podrás contemplar otras muchas obras de arte en el Palacio Pitti (Palazzo Pitti). La que antaño fuera residencia de los Médicis, la célebre familia de dirigentes, alberga una serie de galerías donde se exponen obras de maestros como Rafael y Caravaggio. Descubre una de las primeras muestras de diseño paisajístico italiano en los cercanos Jardines de Bóboli (Giardino di Boboli), que también ofrecen unas vistas fantásticas de la ciudad. Si te diriges hacia el norte, hallarás magníficos ejemplos del diseño armónico y racional que tanto caracteriza al arte renacentista. En la Basílica de San Lorenzo (Basilica di San Lorenzo) se puede admirar la maestría de Brunelleschi y Miguel Ángel.

Entre las galerías y tiendas, encontrarás numerosos cafés donde podrás disfrutar de delicias toscanas típicas, como el “prosciutto”, la sopa de tomate y los bistecs florentinos. Toma asiento y observa a los florentinos circular en motocicleta o pasear luciendo las últimas creaciones de los diseñadores. Y es que, en la ciudad de Gucci, los florentinos son unos apasionados del estilo.

El clima de Florencia es mediterráneo y, por tanto, cálido. Solo en los meses de invierno se pueden presentar días más desapacibles. La ciudad recibe cerca de ocho millones de visitantes al año, por lo que será difícil no encontrarse con aglomeraciones, incluso en viajes a Florencia en temporada baja. Por ello, es mejor que reserves las entradas de las galerías de forma anticipada, sobre todo cuando vayas a visitar la de los Uffizi, ya que corres el riesgo de quedarte sin entrada si te presentas el mismo día.

Las principales atracciones del centro de la ciudad se encuentran a 15 minutos de distancia a pie entre sí. En Florencia, el transporte público es eficiente y hay un servicio de autobuses eléctricos que conecta con los principales museos. En cambio, conducir y aparcar pueden ser todo un reto.


Guía para explorar Florencia


Mejores ofertas de hoteles

Ver todos los hoteles de Florencia
1.0 de 5.0
1.5 de 5.0
2.0 de 5.0
2.5 de 5.0
3.0 de 5.0
3.5 de 5.0
4.0 de 5.0
4.5 de 5.0
5.0 de 5.0
Las ofertas de paquetes más populares encontradas por nuestros viajeros
Las ofertas de paquetes más populares encontradas por viajeros de [originCity]

Mejores ofertas de vuelo + hotel

Ver todos los paquetes en Florencia

Mejores ofertas de vuelos

Ver todos los vuelos a Florencia

Reserva unas vacaciones en Florencia