Viajes a Italia

Ven a admirar cómo la península mediterránea despliega sus innumerables encantos, desde las obras de Miguel Ángel o Leonardo da Vinci hasta la cuna del catolicismo o la torre de Pisa.

En sus orígenes, Italia estaba formada por una serie de ciudades-estado. Este detalle histórico aún se percibe en muchas de sus ciudades, que parecen contener un pequeño mundo con sus propios tesoros, que van desde preciosas catedrales hasta obras maestras de artistas como Leonardo. La mejor forma de viajar por Italia es moverse de una ciudad a otra, admirando los restos del Imperio romano, algunas de las iglesias más grandes y espectaculares del mundo entero, o grandes muestras de arte renacentista.

Puedes empezar por Roma, considerada el centro del mundo por católicos y clasicistas. Admira las huellas arquitectónicas de los antiguos romanos, que incluyen el Coliseo, con capacidad para 50.000 personas; el Foro Romano, antiguo centro administrativo de la ciudad, y el Panteón. Después, acércate a la Ciudad del Vaticano, en pleno corazón de Roma, donde se encuentra la residencia del papa. Tras admirar la gran plaza de San Pedro, podrás entrar a la basílica de San Pedro, la mayor del mundo entero y el lugar sagrado más importante del catolicismo. En los Museos Vaticanos podrás contemplar la capilla Sixtina de Miguel Ángel.

También se recomienda visitar la región de Toscana, donde se encuentra la cuna del Renacimiento italiano, Florencia. Recorre los principales museos de arte de la ciudad para admirar las grandes obras maestras del arte italiano, como el David de Miguel Ángel en la Galería de la Academia de Bellas Artes, y el Nacimiento de Venus en la Galería Uffizi. En la cercana ciudad de Pisa verás una de las mayores atracciones turísticas de Europa, la Piazza dei Miracoli, con la famosa Torre inclinada de Pisa. Además, puedes descubrir la calidad de los vinos toscanos con un recorrido enológico que incluya la famosa región de Chianti.

Y aún más al norte podrás visitar otras dos grandes ciudades, Venecia y Milán. En un viaje a Italia que se precie, no puede faltar un paseo en góndola por el Gran Canal de Venecia. Después, puedes acercarte a Milán para ver su Duomo, una de las catedrales góticas más profusamente decoradas de toda Europa. En las inmediaciones se encuentra la mucho más modesta basílica de Santa Maria delle Grazie, que alberga La última cena de Da Vinci.

Es fácil encontrar ofertas para viajar a Italia, sobre todo a los aeropuertos de Roma, Milán o Venecia. Desde ahí podrás moverte en coche o tren. Si necesitas descansar después de recorrer las ciudades más importantes de Italia, sube a un barco para relajarte en las paradisíacas islas mediterráneas de Sicilia o Cerdeña.


Guía para explorar Italia


Reserva un viaje barato en Italia



Buscar destinos internacionales