Inicio de la sección principal
Icono de ida y vuelta
Tipo de viaje
Vuelo 1
Vuelo 2
Vuelo 3
Vuelo 4
Vuelo 5

Busca entre más de 1.000.000 alojamientos y 550 líneas aéreas de todo el mundo

Busca entre más de un millón de vuelos, hoteles, paquetes y mucho más

Sin tasas de cancelación de Expedia por cambio o cancelación de casi cualquier reserva de hotel


Vuelos más baratos a Sofía

Los precios mostrados han estado disponibles en los últimos 7 días. Los precios son por persona en viaje de ida y vuelta durante el periodo especificado. Los precios y la disponibilidad pueden cambiar sin previo aviso. Se aplican términos y condiciones adicionales.

Vuelos populares a Sofía

Los precios mostrados han estado disponibles en los últimos 7 días. Los precios son por persona en viaje de ida y vuelta durante el periodo especificado. Los precios y la disponibilidad pueden cambiar sin previo aviso. Se aplican términos y condiciones adicionales.

Sofía, una ciudad milenaria

Una buena ruta por los Balcanes tiene que pasar por una de las capitales europeas más importantes del viejo continente por su longevidad. Y es que Sofía, con varios miles de años de antigüedad, es el epicentro de la cultura búlgara y un tesoro histórico de Europa del Este. El visitante que a su paso por Sofía se haya parado a degustar la kavarma o a escuchar las voces búlgaras lo sabe muy bien.

A pesar de ser una capital europea con solera, Sofía tiene una densidad de población bastante comedida que suma poco más de 1,2 millones de habitantes. Por ello es perfecta para el viajero que huye del bullicio, pero quiere vivir de cerca la esencia de una mezcla cultural tan interesante como la búlgara, que bebe de los romanos, de los tracios, de los turcos, de los griegos, etc.

Pero, más allá del atractivo cultural e histórico de Sofía, el valor de esta urbe milenaria reside sobre todo en su localización geográfica. La capital búlgara se encuentra en el corazón de la península balcánica, al este del país. Solo hay que echar mano al mapa para ver lo cerca que está de la frontera con la República de Macedonia, Serbia, Grecia o Rumanía.

Apenas dos horas de camino en coche separan Sofía de las poblaciones fronterizas de la antigua Yugoslavia, un trayecto al que hay que sumar una hora más si el viajero prefiere decantarse por tierras rumanas, al norte, o griegas, al sur. Por esto y mucho más, Sofía es la elección perfecta para iniciar una visita por el este de Europa; aunque la capital búlgara bien merece una visita por sí misma.

El Aeropuerto Internacional de Sofía

Lo mejor sin lugar a dudas es llegar a la capital búlgara por aire. El Aeropuerto Internacional de Sofía tiene una demanda impresionante que no ha parado de aumentar desde finales de los noventa y lleva superando con creces los tres millones de pasajeros desde hace seis años. El tráfico es constante, por lo que hay vuelos Sofía prácticamente todo el año.

El Aeropuerto Internacional de Sofía es la elección perfecta para viajar no solo a la capital búlgara, sino también a zonas cercanas dentro y fuera de Bulgaria, como es el caso de algunas ciudades exyugoslavas. Pero pasar por el principal aeropuerto búlgaro no es solo una cuestión de localización, es también un tema económico. El continuo vaivén de viajeros llamó en su momento la atención de las compañías aéreas de bajo coste, por lo que encontrar vuelos baratos Sofía no resulta complicado.

Las aerolíneas low cost conviven perfectamente con las compañías tradicionales, así que entre vuelos los chárter y los regulares las conexiones del Aeropuerto Internacional de Sofía con las ciudades europeas más destacadas es bastante aceptable. Hay vuelos Sofía desde y hacia un largo etcétera que supera con holgura la veintena de destinos europeos.

En todo caso, si por alguna razón al viajero le fuera imposible pisar Bulgaria a través del Aeropuerto Internacional de Sofía, siempre puede optar por aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Macedonia, en la ciudad de Tesalónica, y llegar a Sofía por carretera. Eso sí, hay que estar preparado para demorarse entre tres y siete horas, dependiendo de si se elige autobús o coche privado.

Cómo llegar a Sofía

El Aeropuerto Internacional de Sofía está aproximadamente a 11 kilómetros del casco antiguo de la ciudad, lo que supone un trayecto de poco menos de media hora en coche. Junto al autobús, el taxi suele ser el medio preferido por los viajeros, o al menos lo era hasta que el metro hizo acto de presencia en el aeropuerto en 2015. Por un lev búlgaro (unos 0,5 euros) se puede comprar un billete simple; y por cuatro levas, un billete para todo el día.

Lo bueno es que el billete sirve para cualquier medio de transporte, así que la elección queda en manos del viajero. Si se aterriza en Sofía entre las 5:30 y las 0:00 horas, se puede hacer el trayecto desde el aeropuerto hasta el centro en metro sin problemas. Luego, si se ha comprado un billete de cuatro levas, es posible aprovecharlo incluso para disfrutar del tranvía o de un paseo en el bus urbano en su recorrido por el centro de la ciudad.

Hay que tener en cuenta que si se llega a horas intempestivas no hay tranvía que valga. Si el alojamiento no está en el centro, quizá haya que valorar la posibilidad de tomar directamente un taxi. También hay que tener ojo con el reloj si el avión aterriza en la Terminal 1, ya que la boca de metro del aeropuerto se encuentra en la Terminal 2 y las conexiones entre ambas terminales solo funcionan entre las 7:00 y las 20:00 horas.

Información sobre vuelos hasta Sofía

Aeropuerto de destino Sofía
Código IATA del aeropuerto de destino SOF
Ciudad de destino Sofía