Tirol

Austria
Mundos de cristal Swarowski ofreciendo situaciones tranquilas y una fuente
Vive una auténtica experiencia alpina en los pintorescos pueblos de montaña y las magníficas estaciones de esquí que salpican la notable región occidental de Austria.

El Tirol es una combinación de altas cordilleras, valles profundos, praderas cubiertas de flores silvestres y lagos plácidos de una belleza inigualable. Este estado alberga 500 cumbres que pueden superar los 3000 metros de altura, además de más de 600 glaciares. Si quieres practicar deportes de nieve, pasear en bicicleta, hacer senderismo o ciclismo de montaña, unas vacaciones en el Tirol son lo que estás buscando. Aquí también descubrirás monumentos de la época de los Habsburgo y te podrás relajar en pueblos asentados en colinas remotas mientras degustas la deliciosa comida tirolesa.

En Innsbruck, la capital de la región, se conservan muestras de la grandeza arquitectónica del reinado de la Casa de Habsburgo. En esta hermosa ciudad podrás visitar lugares tan emblemáticos como el palacio imperial Hofburg, el Tejado Dorado y el Castillo de Ambras. Paseando por las calles adoquinadas del casco antiguo de Innsbruck, también encontrarás museos, galerías de arte e iglesias. En las exposiciones de Swarovski Kristallwelten te maravillarás con las espectaculares instalaciones de cristales brillantes. Otra opción sumamente interesante es subirse en el telecabina de Nordkette, que ofrece unas vistas insuperables de la ciudad y la cordillera Nordkette.

Aprovecha los viajes baratos al Tirol para practicar esquí o snowboard, pues la región cuenta con 80 estaciones, con un total de 3000 kilómetros de pistas y 750 kilómetros de senderos para trineo. Algunas de las zonas de esquí más populares son Sankt Anton am Arlberg, SkiWelt Wilder Kaiser-Brixental, Silvretta Arena Ischgl y Hintertuxer Gletscher. Hochzeiger y Silvapark Galtür son excelentes opciones para familias. Y, si buscas un poco de emoción durante tu viaje, no te pierdas la carrera de la Copa del Mundo de Hahnenkamm en Kitzbühel.

En verano, la nieve deja paso a parajes verdes de exuberante vegetación que invitan a pasear e ir en bicicleta. Podrás disfrutar de una gran red de 24000 kilómetros de senderos, que parten desde diferentes pueblos de montaña, como Ischgl, Galtür, Kappl y See en el valle de Paznaun. Cuando quieras descansar un poco, puedes acercarte a Seefeld o Pertisau en el lago Achen. En Alpbach y Ellmau contemplarás una estampa de cuento de hadas con escarpados picos como telón de fondo. Visita también Mayrhofen, un pintoresco pueblo asentado en el valle de Zillertal.

El mayor atractivo de la cocina del Tirol es la frescura de sus productos. Además, numerosos chefs de la región han sido galardonados con el premio Gault&Millau. Desde luego, tienes que probar platos típicos como el kiachl, un pastelito con mermelada de arándanos, o el gröstl tirolés, un plato de beicon, cebolla y patatas fritas. También puedes vivir una experiencia rural en los desfiles que se organizan en otoño con motivo del festival Almabtreib cuando las vacas descienden de las montañas.

Si estás buscando paquetes de vacaciones en el Tirol, puedes elegir el aeropuerto de Innsbruck, con conexiones con las ciudades europeas más importantes. Una vez en la región, es fácil desplazarse en autobús o coche. Si quieres relajarte y disfrutar de paisajes espectaculares mientras te mueves, el trayecto en tren entre Innsbruck y Bludenz te enamorará.