Plaza de la Villa

Una de las visitas obligadas en los viajes a Madrid es esta encantadora plaza del centro, bordeada de edificios históricos bellamente preservados.

La plaza de la Villa es una pequeña plaza llena de encanto y rodeada, casi en su totalidad, por edificios del siglo XVII que dan buena muestra del estilo característico de la arquitectura barroca madrileña. Contempla algunas de las estructuras más antiguas de la ciudad y disfruta de la tranquila atmósfera de este lugar que fue sede del Ayuntamiento de Madrid durante siglos. 

El edificio más grande de la plaza es la Casa de la Villa, que se construyó en 1645. Fíjate en las dos puertas simétricas de la fachada de ladrillo y piedra: en su momento fueron la entrada al ayuntamiento y a la prisión, ya que ambas instituciones ocupaban el mismo complejo. En su interior podrás contemplar bellos frescos del siglo XVII de Antonio Palomino y soberbios techos con vidrieras policromadas. Busca La Alegoría de Madrid, una célebre pintura de Francisco de Goya que representa Madrid como una mujer de pie junto al escudo de armas municipal. 

Un arco conecta la Casa de la Villa con la Casa de Cisneros, que se construyó en 1537 como residencia para el sobrino del cardenal Cisneros. Verás que presenta elementos muy ostentosos. Se trata de uno de los pocos ejemplos que se conservan en la capital del estilo plateresco, la versión nacional de la arquitectura de principios del Renacimiento. En la actualidad, el edificio es la residencia principal del alcalde de Madrid.

En el lado opuesto de la plaza se encuentra la Torre de los Lujanes, del siglo XV, una de las estructuras más antiguas de la ciudad. Echa un vistazo a su torre de ladrillo rojo de estilo mudéjar. Según parece, sirvió como prisión para el rey Francisco I de Francia después de su captura en la batalla de Pavía, en 1525. Verás que la entrada principal gótica se encuentra coronada por el blasón de los Lujanes. 

Antes de marcharte, acércate a la estatua del centro de la plaza, en honor a don Álvaro de Bazán, el almirante que planeó el intento de invasión de Inglaterra a cargo de la Armada Invencible. La obra, del siglo XIX, es un diseño del escultor Mariano Benlliure, y sus tres metros de altura se elevan sobre una exquisita plataforma de mármol blanco.

La plaza de la Villa se encuentra a poca distancia a pie de la plaza Mayor, bastante más grande. Puedes llegar en metro hasta la estación Ópera.


Explorar más en Madrid (y alrededores)

Boadilla del Monte

En Boadilla del Monte encontrarás importantísimas obras del neoclasicismo español, ruinas visigodas y antiguos templos. Y todo esto a un tiro de piedra de Madrid.

Algunas referencias históricas y restos hallados en el pueblo sugieren que el origen de Boadilla del Monte se remonta a la época musulmana. De hecho, uno de los edificios religiosos más emblemáticos del municipio, la parroquia de San Cristóbal, se trataría en realidad de una antigua mezquita y fortaleza del siglo IX. El templo actual se construyó en el siglo XV, pero todavía se conservan detalles mudéjares. No puedes perdértela durante tus vacaciones en Boadilla del Monte.

Navalcarnero

Navalcarnero es historia, arquitectura, cultura y gastronomía. Todos estos ingredientes lo convierten en uno de los municipios turísticos más importantes de Madrid.

Sin duda, tus vacaciones en Navalcarnero serán un viaje por los escenarios de hechos históricos, como la boda real del rey Felipe IV o el levantamiento contra los franceses durante la guerra de la Independencia. De hecho, en la plaza de la Puerta del Sol, un histórico cruce de caminos y punto de encuentro de navalcarnereños, se alza el monumento a Felipe IV.


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Plaza de la Villa


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Plaza de la Villa

Ver todos los hoteles cerca de Plaza de la Villa