Inicio de la sección principal
Tipo de viaje
Vuelo 1
Vuelo 2
Vuelo 3
Vuelo 4
Vuelo 5
Cancelación gratuita

Busca entre más de 895.000 alojamientos y 550 líneas aéreas de todo el mundo

Busca entre más de un millón de vuelos, hoteles, paquetes y mucho más

Sin tasas de cancelación de Expedia por cambio o cancelación de casi cualquier reserva de hotel

Explora Altea

Descubre Altea con las guías de viaje de Expedia, que te indican los mejores hoteles, vuelos, paquetes de vacaciones y mucho más.

Alquiler de coche con Expedia en Altea

Hay tantos pueblos bonitos en España y tan poco tiempo para visitarlos todos… Nosotros queremos ayudarte un poco y recomendarte Altea. Vuela al aeropuerto de Alicante-Elche y recoge allí mismo tu vehículo reservado mediante nuestro servicio de alquiler de coches en Altea para no perder ni un segundo. Llegarás a tu destino en menos de 50 minutos por la A-70 y la AP-7.

Altea es un municipio español de la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana. Se trata de un bellísimo pueblecito pesquero en el que experimentarás de cerca su belleza natural, el calor de sus gentes, lo maravilloso de sus vistas y lo rico de su gastronomía. Además, elige uno de nuestros coches baratos en Altea y bájate a la playa, súbete a la montaña o explora las ciudades cercanas. ¡Tú decides!

Todos los martes, en la calle de la Filarmónica, tiene lugar el mercadillo de Altea. Llegarás cómodamente por la calle Garganes en tan solo cinco minutos. Allí encontrarás una selección excelente de fruta y verdura fresca; también venden flores, e incluso ropa. Después, puedes visitar el Casal del Fester, donde se exponen elementos propios de las numerosas fiestas que se celebran en Altea durante todo el año. Más de 35 años de historia te están esperando, ¡y la entrada es gratuita! Además, aprovecha el alquiler de coches baratos en Altea y pasa un día de diversión en Mundi Golf. Está a menos de diez minutos del centro de la ciudad por la N-332, y se trata de un minigolf que hará las delicias de pequeños y mayores.

Si prefieres relajarte en tu viaje, no hay ningún problema: la playa Cap Negret te está esperando, con sus aguas cristalinas y su chiringuito. También te recomendamos la playa Cap Blanc, ideal para niños por sus aguas tranquilas, o la cala del Soio, tranquila también y muy recomendable para bucear. Si quieres tomarte el buceo en serio, puedes aprovechar tu viaje a Altea para realizar algún curso, pues la oferta es muy amplia. También puedes reservar una excursión marítima durante la cual contemplar el pueblo desde el mar o, si te atreves a capitanearlo, incluso alquilar un barco.

Con nuestros coches baratos de alquiler en Altea, tienes la posibilidad de desplazarte de forma cómoda y sin horarios a Alicante. Solo tienes que tomar la AP-7 y te plantarás allí en 45 minutos. Una vez que estés en la ciudad, puedes empezar por recorrer el castillo de Santa Bárbara, de finales del siglo IX y fruto de la dominación musulmana. Su estado de conservación es excelente y presenta tres recintos a diferentes alturas. La basílica de Santa María también merece la pena, sin duda: se trata de la más antigua de la ciudad, data del siglo XIV y fue construida sobre una mezquita. Continúa con la concatedral de San Nicolás, en cuyo interior verás interesantes retablos. Además, se ubica en pleno casco histórico. Después, puedes dirigirte al paseo de la Explanada, el más emblemático de Alicante, o al parque El Palmeral. Este agradable espacio verde se sitúa frente al mar y cuenta con numerosas cascadas y lagos, así como con mucha vegetación. Puedes redondear el día en el mirador de Santa Cruz, desde donde alcanzarás a ver todo Alicante. Si visitas la ciudad en verano, podrás disfrutar de los conciertos de música clásica por cortesía de la asociación de Amigos del Conservatorio, pues tocan en la plaza del mirador. Otra opción para pasar un día para el recuerdo es visitar el yacimiento arqueológico Lucentum, es decir, la antigua Alicante.

Por supuesto, no puedes marcharte de esta deliciosa comunidad autónoma sin probar sus exquisitos platos típicos. En los numerosos bares y restaurantes que encontrarás en Altea podrás degustar los caracoles con cebolla, el cruet de peix —una especie de sopa de pescado—, los erizos y, cómo no, el arroz a banda y el empedrat, una ensalada de alubias y bacalao.

Altea cargará tus pilas y te permitirá disfrutar de unos días de ensueño que no querrás que acaben nunca. Además, con nuestros coches de alquiler baratos en Altea, no te quedes quieto y enamórate de sus alrededores. Consulta nuestras ofertas de vuelo más hotel a Altea, mete el bañador y la crema en la maleta y empieza a disfrutar.