Inicio de la sección principal

Busca entre más de 1.000.000 alojamientos y 550 líneas aéreas de todo el mundo

Busca entre más de un millón de vuelos, hoteles, paquetes y mucho más

Sin tasas de cancelación de Expedia por cambio o cancelación de casi cualquier reserva de hotel

Busca la mejor selección de Residencias con Expedia.es

Tal vez suspiras al contemplar las típicas imágenes de la torre Eiffel y el Louvre. Posiblemente las soberbias obras renacentistas de Florencia te atraen de manera irresistible. O a lo mejor consideras que ha llegado el momento de conocer las maravillas de Milán, Barcelona o Nápoles. Lo único que queda por decidir es cómo hacer realidad tu sueño sin renunciar al estilo. En lugar de alojarte en un hotel clásico, ¿por qué no optas por algo un poco más espacioso y refinado? No dudes en probar una residencia. Este tipo de alojamiento, a medio camino entre una propiedad administrada y un hotel, te ofrece toda la libertad, el espacio y el lujo que buscas.

Una de las principales ventajas de alojarte en una residencia es que te sentirás como un habitante más de la ciudad que visitas. Por poner un ejemplo, las residencias de París están ubicadas en barrios céntricos cerca de las principales atracciones, como el río Sena y Montmartre, con sus inconfundibles vistas del Sagrado Corazón. Ofrecen muchos más metros cuadrados que los hoteles clásicos. Además, suelen contar con salones, dormitorios amplios y, en muchas ocasiones, con balcones desde los que se puede disfrutar de vistas impresionantes. Como si se tratara de tu propio hogar: un alojamiento donde te sentirás cómodo de verdad y en el que podrás descansar entre una cata de vinos y una epicúrea visita a un típico bistró francés en un bulevar.

Dejemos atrás lugares como el elegante Citadines Montmartre Paris y pasemos a visitar otras magníficas residencias en Milán. Como cabe esperar de la ciudad de la moda y el glamour, estos alojamientos suelen combinar toques rococó y Bauhaus, interiores contemporáneos y detalles de arte moderno, lo que atraerá irremediablemente a los viajeros apasionados del estilo.

Si te desplazas un poco más al sur de Italia, podrás descubrir las residencias de Florencia, un ejemplo perfecto de cómo este tipo de alojamiento puede atesorar la cultura y la historia de la ciudad, y fusionarlas con las comodidades modernas. No te pierdas el precioso Palazzo Alfieri. Basta con asomarse a las ventanas de sus espléndidos salones para admirar los diversos puentes que atraviesan el río Arno, aunque otra opción muy digna de considerar es la de relajarse en la cama y contemplar los techos cubiertos de murales que evocan la creatividad desbordante de siglos pasados.

Hoy en día, es posible disfrutar de estos alojamientos rebosantes de estilo en ciudades de todo el mundo, para la satisfacción de los viajeros que buscan más espacio, más ventajas y una experiencia más inmersiva en la cultura local.