Torre de Londres

La Torre de Londres es uno de los castillos medievales mejor conservados del mundo. Este edificio histórico es conocido por su fascinante y, a la vez, aterradora historia.

La Torre de Londres es una de las atracciones turísticas más importantes, por lo que no puede faltar en tu viaje a esta ciudad. Aunque se utilizaba principalmente como prisión y lugar de ejecución de los prisioneros, a lo largo de su historia, este impresionante edificio también ha hecho las veces de palacio, casa de la moneda, archivo, depósito de armas, cuartel y casa de fieras real. En su interior podrás observar las joyas de la corona y descubrir cientos de detalles sobre su cruenta historia.

No dejes de visitar la Torre Blanca, la parte más antigua del complejo y, sin duda, la más llamativa. La Torre Blanca fue construida por Guillermo el Conquistador a principios de 1078. En su interior, encontrarás armerías con una excelente colección de armas y armaduras. Podrás observar la armadura completa de Enrique VIII, así como varias espadas históricas, luceros del alba o alabardas.

Frente a la Torre Blanca, se encuentra la Torre Sangrienta. El nombre de esta última se debe a los famosos asesinatos Eduardo V, aún no coronado rey, y su hermano Ricardo, quienes tras la muerte de su padre fueron encerrados aquí por su tío, el duque de Gloucester. Al haber desaparecido los dos herederos, el duque fue coronado rey Ricardo III. No dejes de ver las exposiciones dedicadas a otros famosos prisioneros de la torre. Es también muy interesante la reconstrucción del estudio de Sir Walter Raleigh.

Pero lo más destacado de la visita a la Torre de Londres son las icónicas joyas de la corona: una colección de asombrosas coronas, relucientes orbes y cetros que se exhiben en la parte conocida como Waterloo Barracks. Esta colección consta de objetos ceremoniales de la monarquía británica de distintas épocas e incluso pueden observarse piezas del siglo XII. Observa la impresionante corona imperial del Estado, decorada con más de 3000 joyas, entre otras, el cuarto diamante más grande del mundo. También podrás ver la corona de platino de la reina Isabel, adornada con un diamante indio Koh-i-Noor (montaña de luz) de 105 quilates que, según la leyenda, debe traer suerte a las mujeres.

La Torre de Londres abre a diario, pero los horarios no son siempre los mismos. La entrada es de pago. Hay visitas guiadas gratuitas que se inician en el puente cerca de la entrada principal. Para llegar a la Torre de Londres, baja en la parada de metro Tower Hill.


Explorar más en Londres (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Torre de Londres


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Torre de Londres

Ver todos los hoteles cerca de Torre de Londres