Puerta de Alcalá

Contempla la majestuosa puerta que antaño sirvió como entrada este de la ciudad y que hoy es todo un símbolo madrileño.

La Puerta de Alcalá es probablemente la más conocida de las antiguas puertas de Madrid. Carlos III ordenó su construcción en torno a 1770 con la idea de remplazar la puerta original (de 1559) por una que resultara más grandiosa.

Obra del destacado arquitecto Francisco Sabatini, la actual puerta está ornamentada con frisos, relieves y estatuas de Roberto Michel y Francisco Gutiérrez. Hoy, la Puerta de Alcalá se yergue prácticamente en el centro de Madrid, aunque una vez señaló el límite oriental de la ciudad y el camino a Alcalá de Henares.

Sitúate en la esquina de alguna de las muchas carreteras que confluyen en la puerta para admirar este elegante monumento neoclásico. Presenta tres arcos principales coronados con cabezas de león y dos arcos adintelados de menor tamaño con relieves de cornucopias.

Admira las columnas que adornan el lateral este o alza la vista para ver el escudo de armas real, bajo el que hay una inscripción en tributo a Carlos III que reza “Rege Carolo III Anno MDCCLXXVIII”.
Fíjate también en el conjunto de estatuas alegóricas de la parte superior de la puerta.

Acércate y observa la piedra para ver el daño dejado por un obús que explotó en las cercanías durante la Guerra de la Independencia, a principios del siglo XVIII. Pasea por los pequeños pero cuidados jardines que rodean la puerta o sencillamente contémplala desde la distancia. Puede ser difícil acercarse a ella por estar en medio de una zona de tráfico intenso, así que lo mejor suele ser verla desde algún restaurante, bar u hotel de los alrededores. Visítala por la noche, cuando se embellece con una espectacular iluminación.

La Puerta de Alcalá se encuentra al este de la Puerta del Sol, en plena Calle de Alcalá. Además, El Retiro y la estación de metro Retiro están justo al lado. Se puede visitar la puerta en cualquier momento del día o de la noche, aunque suele ser una parada muy conveniente si se va de camino a El Retiro, la Gran Vía o la Plaza de Cibeles.


Explorar más en Madrid (y alrededores)

Boadilla del Monte

En Boadilla del Monte encontrarás importantísimas obras del neoclasicismo español, ruinas visigodas y antiguos templos. Y todo esto a un tiro de piedra de Madrid.

Algunas referencias históricas y restos hallados en el pueblo sugieren que el origen de Boadilla del Monte se remonta a la época musulmana. De hecho, uno de los edificios religiosos más emblemáticos del municipio, la parroquia de San Cristóbal, se trataría en realidad de una antigua mezquita y fortaleza del siglo IX. El templo actual se construyó en el siglo XV, pero todavía se conservan detalles mudéjares. No puedes perdértela durante tus vacaciones en Boadilla del Monte.

Navalcarnero

Navalcarnero es historia, arquitectura, cultura y gastronomía. Todos estos ingredientes lo convierten en uno de los municipios turísticos más importantes de Madrid.

Sin duda, tus vacaciones en Navalcarnero serán un viaje por los escenarios de hechos históricos, como la boda real del rey Felipe IV o el levantamiento contra los franceses durante la guerra de la Independencia. De hecho, en la plaza de la Puerta del Sol, un histórico cruce de caminos y punto de encuentro de navalcarnereños, se alza el monumento a Felipe IV.


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Puerta de Alcalá


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Puerta de Alcalá

Ver todos los hoteles cerca de Puerta de Alcalá