Plaza Navona

Aunque los antiguos edificios papales han cambiado con los siglos, este sigue siendo un núcleo al aire libre con cafeterías y entretenimiento callejero. 

Considerada una de las muestras de arquitectura barroca más conseguidas de Roma, las fachadas de esta preciosa plaza se remontan a mediados del siglo XVII, cuando el Papa Inocencio X encargó a artistas como Bernini, Borromini y Rainaldi la transformación de este lugar en una muestra del espectacular arte romano.

Rainaldi construyó el Palazzo Doria-Pamphili, la nueva residencia del papa donde actualmente se ubica la embajada de Brasil. El edificio que domina la plaza es la Iglesia de Santa Agnes en Agonía, dedicada a la joven mártir que se cree que murió en este lugar. Conocida por su techo abovedado (cubierto de lujosos murales obra de Ciro Ferri y Sebastiano Corbellini) y su santuario de Santa Agnes (con su cráneo guardado en una caja enjoyada), aquí se ofrecen visitas guiadas de la iglesia a cargo de expertos de forma regular, aunque su precio es bastante elevado.

Pasea hasta el centro de la Plaza Navona y podrás contemplar la espectacular Fuente de los Cuatro Ríos, un diseño de Bernini que representa a cuatro dioses del río en la base, de la que brota el Obelisco de Domiciano, de considerable tamaño y no muy diferente del monumento egipcio de la Plaza de San Pedro. Reconocerás esta fuente por su aparición en la película taquillera Ángeles y Demonios, basada en la novela de Dan Brown. En los extremos de la Plaza se encuentran dos elementos de agua más, la Fontana del Moro, de Giacomo Della Porta, con su distintiva base de mármol rosado, y la Fuente de Neptuno, que retrata al dios del mar luchando con un pulpo. Probablemente no hay ninguna plaza en el mundo que utilice el agua de manera tan artística.

La Plaza Navona ofrece el lugar perfecto para una tranquila parada durante tu visita a Roma. No solo hay gran cantidad de cafeterías y restaurantes en los que recompensar tu caminata con un expreso o un tartufo (un postre de helado italiano) en el excelente restaurante Tre Scalini, sino que, gracias a los muchos artistas callejeros, músicos e intérpretes, no te aburrirás ni un momento. Así es la Plaza Navona, enorme y antigua, pero rebosante de vida.

Esta plaza se encuentra en el centro de Roma, a menos de 15 minutos andando desde la Fontana di Trevi, lo que convierte a estas dos atracciones en un par ideal. Puedes combinar el metro y el autobús para llegar hasta aquí.


Explorar más en Roma (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Plaza Navona


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Plaza Navona

Ver todos los hoteles cerca de Plaza Navona