Palau de la Música Catalana

Esta sala de conciertos es una muestra sublime de la arquitectura modernista. Rodea el edificio o accede a él temprano para hacerte con las entradas de algún espectáculo.

El auditorio del Palau de la Música Catalana es una sobrecogedora muestra de la arquitectura modernista. Sus paredes con vidrieras, tallas, colores brillantes y el efecto de gota de agua del cristal del techo hacen de esta una de las atracciones más populares de Barcelona. Acércate durante el día para visitar el auditorio o por la noche para disfrutar de un concierto. En el Palau puede asistirse a óperas, conciertos de música clásica y de piezas tradicionales catalanas y espectáculos contemporáneos.

El Palacio de la Música Catalana es un monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que se encuentra en La Ribera, al norte de Las Ramblas. Se construyó entre 1905 y 1908 para el Orfeón Catalán. Su estructura fue diseñada por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner. Muchos artistas y artesanos de renombre participaron en este diseño único, entre ellos pintores, escultores y maestros del arte del mosaico y la vidriera.

Si quieres reservar entradas para visitarlo, puedes hacerlo por Internet o por teléfono con al menos dos días de antelación. Los niños menores de 10 años no pagan entrada. La visita guiada dura 55 minutos y comienza en el vestíbulo, cuyos arcos y azulejos con motivos florales podrás admirar.

El Orfeón Catalán sigue ensayando en la sala de ensayos, que es la segunda parada de la visita. Sube por las soberbias escaleras, con ornamentación de forja y cristal, hasta llegar a la sala Lluís Millet. La sala presenta paredes con vidrieras de dos niveles y columnas decoradas con flores ornamentales.

La sala de conciertos es el punto culminante de la visita. Accede al inmenso y luminoso auditorio: estarás rodeado de color. Se considera comúnmente como una obra maestra de las artes decorativas. Sitúate bajo la claraboya y alza la vista para admirar el trabajo de artesanía del techo de cristal curvo. Frutas, flores y joyas decoran cada superficie del edificio.

Las entradas de los conciertos suelen agotarse varios días antes, así que date prisa. Hay representaciones la mayoría de los días de la semana. Puedes asistir a un espectáculo para niños o sobrecogerte con una obra de Vivaldi. Consulta el sitio web del Palau para conocer la programación de conciertos.

El Palau se puede visitar todos los días. El horario de apertura se amplía en agosto.

Puedes ir en autobús, metro o tren.


Explorar más en Barcelona (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Palacio de la Música Catalana


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Palacio de la Música Catalana

Ver todos los hoteles cerca de Palacio de la Música Catalana