Grand Central Terminal

Esta majestuosa y concurrida estación de tren es una visita obligada para los amantes de la arquitectura.

Deja paso a los 750.000 visitantes que diariamente se apresuran para coger el tren y admira la preciosa arquitectura de la majestuosa estación Grand Central Terminal. Aquí también encontrarás tiendas y lugares para comer, lo que convierte a la estación en un entretenido destino para todo tipo de actividades.

Incluso si no tienes pensado viajar a ningún lugar, visitar este edificio de estilo Beaux Arts es un embriagador placer sensorial. Accede a la estación desde la Calle 42 en el barrio de Midtown y pasea hacia el vestíbulo principal, la zona central de la estación. Seguramente reconozcas este gran espacio por haber sido escenario de muchas películas de Hollywood. Alza la mirada para deleitarte con una vista sobrecogedora: los elevados techos de 38 metros de altura decorados por el artista francés Paul César Helleu en 1912 con pan de oro y óleo azul celeste. El mural representa las constelaciones del zodiaco al revés, un error que algunos atribuyen a un simple despiste. Justo bajo el techo, la luz entra a raudales a través de seis ventanas de arco de casi 23 metros de alto e ilumina las paredes de piedra y los suelos de mármol de la estación.

Baja al más puro estilo Hollywood por una de las dos lujosas escaleras de mármol que se modelaron a imagen y semejanza de la gran escalera de la Ópera de París o queda con alguien ante el multimillonario reloj de cuatro caras de ópalo situado sobre la oficina de información.

Otros aspectos destacados de la Grand Central Terminal, diseñada por las firmas de arquitectos Reed and Stem y Warren and Wetmore, son el grupo escultórico que representa a Mercurio con Hércules y Minerva del artista francés Jules-Alexis Coutan que hay en la fachada del edificio. La escultura rodea un reloj de unos cuatro metros de diámetro que contiene el mayor ejemplo de cristal de Tiffany del mundo.

La Grand Central Terminal, con 44 andenes y 67 vías, sigue siendo uno de los intercambiadores más grandes de Estados Unidos. Hay dos niveles subterráneos que conectan con los alrededores de Nueva York, así como partes de Connecticut. Si visitas la estación con el estómago vacío, la zona de comidas Dining Concourse, situada debajo del vestíbulo principal, ofrece un amplio abanico de opciones, como el icónico Oyster Bar and Restaurant. Este establecimiento abrió sus puertas en 1913 y es el más antiguo de la terminal. Puedes encontrar un brillante ejemplo de las bóvedas catalanas del arquitecto e inmigrante español Rafael Guastavino, cuyo trabajo puede apreciarse también en más de 200 edificios de la ciudad de Nueva York. Otros ejemplos son la Catedral de San Juan el Divino y la Sala de Registros de la Isla Ellis.

La estación ferroviaria Grand Central Terminal se encuentra al este de la Calle 42 y Park Avenue. Se trata de una importante terminal de metro, tren y autobuses.


Explorar más en Nueva York (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Grand Central Terminal


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Grand Central Terminal

Ver todos los hoteles cerca de Grand Central Terminal