Coliseo

El Coliseo, un auténtico peso pesado de la arquitectura de 2.000 años de antigüedad, se suele considerar una de las siete maravillas “modernas” del mundo.

Terminado en el año 80 durante el reinado de Tito, el Coliseo fue el anfiteatro más grande jamás construido por el Imperio Romano. En su momento, acogía de forma regular a 50.000 espectadores que animaban y abucheaban a gladiadores, ejecuciones y reconstrucciones de batallas. Aunque la bulliciosa multitud ya no ocupa las gradas, la estructura ha sobrevivido a terremotos, robos de piedras y a la contaminación de los coches, y sigue alzándose en el corazón de Roma.

Si haces tus planes con tiempo y compras con anticipación entradas combinadas para el Coliseo, el Foro Romano y el monte Palatino, podrás entrar directamente a este famoso lugar sin tener que esperar colas. No obstante, incluso si te toca esperar, no te preocupes demasiado. Lo que verás al entrar en este enorme anfiteatro hará que la espera haya merecido la pena.

Para aprovechar esta experiencia al máximo, únete a la visita de pago una vez estés dentro o alquila una audioguía. Aunque el interior del Coliseo actualmente está en su mayoría deteriorado, aún queda mucho por ver. El plato fuerte de la estructura es el hipogeo, parte de la red subterránea sobre la que se situaba antiguamente el suelo del circo. Serpentea entre los pilares y las plantas del lugar.

También es posible visitar la sinuosa red de túneles subterráneos, donde los gladiadores se armaban de valor antes de enfrentarse a la multitud, y el tercer nivel del Coliseo. Para ello se necesita un guía especial y es necesario reservarlo con antelación. Si no lo consigues, da un paseo por el exterior del edificio, admira los tres niveles de arcos de travertino y observa cómo la estructura encaja a la perfección. En particular, presta atención a la línea inferior de arcos, construida no por estética sino como medio esencial para controlar a las masas.

Aunque las peleas de gladiadores y la cacería de animales vivos dejaron de existir hace mucho, el Coliseo se sigue utilizando de vez en cuando como un fondo espectacular para conciertos de verano, a menudo para grandes artistas como Paul McCartney y Simon and Garfunkel, así que no olvides consultar el programa antes de tu visita.

El Coliseo se encuentra en el centro de Roma. Las paradas de autobús y la estación de metro Colosseo están cerca.


Explorar más en Roma (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Coliseo


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Coliseo

Ver todos los hoteles cerca de Coliseo