Catedral de Milán (Duomo)

El monumento principal de Milán, coronado por una estatua recubierta de oro de la Virgen, también es la catedral más grande de Italia.

Detente frente a la catedral de Milán (Duomo) para admirar una de las iglesias más grandes del mundo. Las numerosas torres intrincadas del gótico tardío son realmente impresionantes y no es de extrañar que se tardara casi seis siglos en finalizar esta estructura. El Duomo es un icono de la ciudad de Milán. Situada en el corazón de la ciudad, la catedral se reconoce al instante por su enorme estructura con una superficie de casi 12.000 metros cuadrados (40.000 pies cuadrados). 

El arzobispado de Milán tiene su base en la catedral, donde se celebran oficios eclesiásticos abiertos al público. Puedes explorar el interior de la catedral mientras no se celebren misas. Sube a la azotea para contemplar la ciudad. Únete a los ciudadanos de Milán y turistas que se entremezclan en la concurrida Piazza del Duomo, donde se ubica la catedral. Muchas de las calles de la ciudad tienen su origen en esta plaza.

Las gárgolas, las estatuas y los 135 pináculos adornan el impresionante exterior de esta catedral. El elemento más llamativo es la estatua de la Virgen recubierta de oro que brilla en lo alto de la catedral. La Virgen se erige sobre las calles desde una altura de 108 metros (354 pies).

Accede a la catedral a través de los pesados portones y detente a admirar la inmensa nave central. No te olvides de mirar hacia arriba para admirar las impresionantes vidrieras, que inundan de color el interior de la estancia. Observa los objetos cristianos y romanos que se conservan en la sala del Tesoro, situada en la parte posterior de la nave principal.

Usa la escalera o el ascensor para subir hasta la planta superior del edificio, desde donde podrás disfrutar de las mejores vistas de Milán. Si hace buen día, podrás ver en el horizonte las cimas nevadas de los Alpes que rodean la ciudad.

La catedral de Milán permanece abierta todos los días. El acceso al piso superior y la visita a la sala del Tesoro son de pago. Su céntrica ubicación hace que puedas llegar caminando desde la mayoría de los hoteles y atracciones del centro de Milán. También dispones de una parada de metro enfrente de la catedral.


Explorar más en Milán (y alrededores)


Hoteles cercanos

Los 10 mejores hoteles cerca de Catedral de Milán


Hoteles más reservados

Hoteles más populares cerca de Catedral de Milán

Ver todos los hoteles cerca de Catedral de Milán