Hoteles de Playa: Costa Vasca

Loading...

ÚLTIMAS OFERTAS en Costa Vasca

Entre Bilbao y Biarritz se extiende la Costa Vasca, enclavada entre el azul del mar Cantábrico y el verde de las montañas. Para disfrutar de su exquisita gastronomía, su enorme variedad de actividades, su gran oferta cultural y, por supuesto, sus espléndidas playas, solo tienes que elegir el hotel de la Costa Vasca que más se adapte a tus necesidades: querrás volver una y otra vez.

Aunque muchos prefieren veranear en los turísticos hoteles de playa del Mediterráneo por la calma de sus aguas, uno de los principales reclamos de las playas vascas son precisamente sus enormes olas: destinos como Mundaka o Meñakoz, en Vizcaya, se encuentran en lo más alto de las listas internacionales de playas para surfistas. Pero el surf no es la única actividad que ofrece la espléndida costa del País Vasco: también podrás practicar escalada en muchos de sus acantilados, hacer senderismo por sus verdes montañas, o recorrer en bicicleta los parajes más remotos de la costa. De hecho, en Euskadi no faltan ejemplos de la variedad de paisajes naturales, como la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en el golfo de Vizcaya, que agrupa varios valles comunicados con el mar a través de un estuario, o San Juan de Gaztelugatxe, un pequeño islote unido con el continente por un puente y coronado por una pequeña ermita del siglo X. La vista desde lo alto de la pequeña isla es asombrosa.

Por supuesto, hay playas emblemáticas que no pueden faltar en ningún recorrido por el País Vasco que se precie, como la bahía de La Concha, en la hermosa San Sebastián o la famosa playa de Zarauz; pero también hay otras playas poco accesibles y menos conocidas, como el auténtico espectáculo natural de Barrika, en Vizcaya, rodeada de acantilados; o la pequeña playa salvaje de Sakoneta, en Guipúzcoa, impresionante muestra del paisaje formado por la erosión geológica.

Aunque el clima del País Vasco, y de la costa cantábrica en general, tiene muy mala fama por las frecuentes lluvias, en realidad las temperaturas son bastante suaves, sin alcanzar cotas demasiado bajas en los meses más fríos. Los veranos suelen ser agradables: una escapada al País Vasco es una excelente oportunidad para escapar de los tórridos veranos del centro y el sur. Además, si visitas esta región entre junio y septiembre, podrás disfrutar de grandes fiestas como la Semana Grande de Bilbao o la Semana Grande de San Sebastián, que se celebran durante el mes de agosto, o de festivales culturales como el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, en septiembre.

Si, durante tu estancia en algún hotel de playa en el País Vasco, quieres aprovechar para satisfacer tus intereses culturales, tienes para elegir: con museos de la talla del Guggenheim de Bilbao o el Chillida-Leku de San Sebastián, no te costará adentrarte en el amplio panorama cultural vasco. Admira además la perfecta armonía entre la arquitectura tradicional y la arquitectura contemporánea que se ha logrado en sus principales ciudades.

Y no se puede hablar del País Vasco sin mencionar la calidad de su gastronomía, ampliamente avalada por el sinfín de premios otorgados a sus mejores chefs y restaurantes. Pero el amor por la buena cocina está tan arraigado en la cultura vasca que no te hará falta acercarte a un restaurante de lujo, en los pinchos y tapas de cualquier pequeño bar o taberna podrás apreciarlo por ti mismo al mejor precio.

Para viajar a la Costa Vasca en avión puedes utilizar el aeropuerto de Bilbao, con una nueva terminal diseñada por Calatrava; o el aeropuerto de San Sebastián, que en realidad se encuentra en la preciosa localidad de Fuenterrabía (Hondarribia), casi en la frontera con Francia, a 20 kilómetros de San Sebastián.

We suggest that you also have a look at our blog which provides further information about things to do in Paris. Please click here. Do you like this infographic? Add it to your own website or blog by copying and pasting the HTML code below.

ÁREA DE PROMOCIÓN OFERTAS POR ESTANCIAS