Hoteles de Playa: Menorca

Loading...

ÚLTIMAS OFERTAS en Menorca

Para regalarse unas vacaciones de ensueño en playas paradisíacas y con un clima perfecto no hace falta irse hasta el Caribe, basta reservar un buen hotel de playa en Menorca y tomar el primer vuelo hacia la isla. Relativamente ajena a las avalanchas turísticas que reciben cada año Mallorca e Ibiza, Menorca ofrece un sinfín de atractivos que te sorprenderán, dado el reducido tamaño de la isla. Entre ellos destaca la gastronomía, la cultura prehistórica o la fauna y flora, pero, sobre todo, sus preciosas calas salvajes bañadas por magníficas aguas turquesas.

Un ejemplo de estas playas de postal es la cala Pilar, situada en un punto remoto de la costa norte, con acceso solo a pie o en barco, y formada por un arenal de color dorado rojizo rodeado de naturaleza. En la costa sur destaca cala Mitjana, un amplia bahía rodeada de pinos que presume de tener una de las arenas más finas y claras de la isla. Y para olvidarse del resto del mundo, nada como la remota cala Escorxada, a la que se accede tras 45 minutos de caminata por un sendero espectacular junto al mar. Para quienes prefieres playas más turísticas y completamente equipadas, por ejemplo, si viajan con niños, la cala Santa Galdana puede ser una buena opción, ya que incluye todos los servicios necesarios para no tener que preocuparse de nada. Las ciudades son otra parte del encanto de la isla, como podrás comprobar en el pintoresco puerto de Mahón, recorriendo las calles señoriales del casco histórico de Ciudadela o admirando las bonitas casitas blancas de Fornells.

Menorca es uno de esos lugares que querrás recorrer lo más despacio posible, para poder observar cada detalle de sus paisajes. Por eso la bicicleta, o el caballo, para quienes sepan montarlo, son dos fantásticas formas de explorar sus caminos; de hecho hay una gran cantidad de rutas e itinerarios organizados para practicar senderismo a pie o a caballo, o cicloturismo, tanto rodeando la costa como por el interior. Y para contemplar la isla desde un punto de vista diferente y poder acceder a las calas más recónditas, no hay nada como alquilar un barco.

Entre mayo y octubre es posible encontrar en Menorca el clima adecuado para aprovechar al máximo sus estupendas playas. Los meses de junio y septiembre quizá sean los más convenientes: te aseguras el buen tiempo y evitas la temporada alta, consiguiendo un precio más económico para tu hotel en Menorca. La fiesta más popular de la isla es la de San Juan, que se celebra en Ciudadela a partir del 23 de junio, y consiste en gran parte en demostraciones y bailes de jinetes con sus caballos.

Otra de las características que distinguen esta isla es la presencia de numerosos monumentos megalíticos y otros restos prehistóricos. No pierdas la oportunidad de contemplar poblados, talayots, taulas, navetas y cuevas, como la naveta des Tudons, considerada el edificio más antiguo de toda Europa o el poblado de Trepucó.

La gastronomía de Menorca tampoco deja nada que desear, como bien sabrá todo el que haya probado su típica caldereta de langosta. Los tradicionales quesos de Mahón, la exquisita sobrasada o la malvasía son otros de los productos más reputados de la isla.

Las dos opciones para viajar a Menorca son el barco, tanto desde el resto de islas como desde Valencia o Barcelona. Es lo más cómodo para quienes quieran llevar su propio coche. Si prefieres el avión, el aeropuerto de Menorca, situado a poca distancia de Mahón, comunica la isla con las principales ciudades de España y capitales europeas; el número de rutas aumenta considerablemente en verano. Una vez en la isla, es recomendable alquilar un coche o una moto para poder moverte cómodamente por la isla desde tu hotel de playa en Menorca.

We suggest that you also have a look at our blog which provides further information about things to do in Paris. Please click here. Do you like this infographic? Add it to your own website or blog by copying and pasting the HTML code below.

ÁREA DE PROMOCIÓN OFERTAS POR ESTANCIAS